“Horrores” gramaticales – Como evitarlos en la redacción de textos

No. No se trata de un error en el título. Realmente es un horror cuando nos encontramos con errores en la redacción de textos como este

Gran error en la redacción de textos

Es más común de lo que cabría esperar; pero si nos fijamos un poco navegando por la web encontraremos numerosos errores en la redacción de textos. Los hay de todos los tamaños y colores. Pequeños bailes de letras que suelen pasar desapercibidos y grandes errores “horrores” gramaticales.

Cambiar bes por uves, olvidarse de alguna hache o lo que es peor, ponerla donde no se debe. Grandes repelentes capaces de ahuyentar nuestras visitas en menos que canta un gallo. Y cuando se trata de una empresa mejor no hablar de la imagen que esto ofrece.
Sería como poner un cartel en la puerta que dice “Descuvre la qalidad de nuestos serbicios” ¿Te lo imaginas?

La imagen de una mala redacción en los textos

No todos son iguales ni causan el mismo efecto; pero todos estos errores de redacción se pueden solucionar siguiendo unas sencillas pautas.

3 sencillos pasos para mejorar la redacción de textos

  1. Utilizar correctores ortográficos: Puede parecer algo obvio, sin embargo en muchos casos no se utiliza ningún tipo de corrector. Si tu navegador es Chrome ya cuentas con una herramienta que detectará automáticamente los errores gramaticales, sin importar de la página web en la que navegues. Incluso redactando este post te aparecerá la típica linea ondulada roja debajo de las palabras mal escritas. Otra opción es utilizando tu editor de texto favorito (Word, OpenDocument, etc) donde por defecto ya tienes esta función instalada.
  2. Busca en Google: Incluso las personas con más altos niveles de estudio dudan muchas veces en cómo se escribe una palabra. Buscarla en Google puede ser una solución para sacarnos de la incertidumbre. En la propia caja de sugerencias se muestran a veces estas palabras bien escritas. También puedes optar por buscar entre los resultados. Siempre habrá alguna web que hable de ello (¡internet es increíble!).
  3. Repasa, repasa y repasa por tercera vez: Hay errores que no se detectan tan fácilmente, como fallos en la sintaxis de las frases. Nos podemos equivocar en un artículo o usar indebidamente una preposición que no corresponde. Para evitar estos “errores ocultos” es imprescindible dar un repaso a lo escrito y a ser posible, pedir a alguien más que lo haga. Cuatro ojos ven más que dos.

Ahora que ya sabemos estos sencillos pasos que nos evitarán más de una metedura de pata hay que ponerlos en práctica. Aún así hay más factores que influyen en la calidad de nuestros textos como la facilidad de lectura; pero eso ya es tema de otro artículo.

Espero que estos tips os hayan servido a aquellos que empezáis como redactores, por cuenta propia o ajena. Tened siempre en cuenta que

La imagen de una empresa vale más que 1000 palabras.

3 Comments
  1. […] en las visitas de estas keywords. No se trata simplemente de eso, ya que es muy importante la redacción, las imágenes, los encabezados y la distribución de la palabra clave por el texto entre otros […]

  2. […] con fluidez en cualquier medio, tiene un léxico amplio y sobre todo cuida su estilo al redactar, sin faltas de ortografía, por […]

  3. […] También debes tener en cuenta la calidad de los textos que incluyas en tu blog. Aquí tienes un interesante artículo que trata sobre el […]

Escribe tu comentario